Memoria Canera

La escritura mural como gesto de libertad

“Cuando alguien es desposeído de todo, cuando pierde el control sobre el propio espacio y sobre el tiempo propio, cuando se ve reducido a la in-dignidad sólo queda la dignidad de la propia conciencia: sólo queda la memoria”

Escribir para no morir. La escritura en las cárceles franquistas. Antonio Castillo Gómez. Universidad de Alcalá.

Prisionero observando los murales en el CE. RE. SO. De alta seguridad para delitos de alto impacto
Observando los murales del CE. RE. ENTONCES. De alta seguridad para delitos de alto impacto. Morelia Michoacán. Foto: HomeBox

Señales prohibidas

La palabra “cana” se ha utilizado en México como jerga para referirse a la cárcel. Estar en “cana” es una interrupción de las dinámicas normales de la vida, donde las lógicas sociales se exacerban y se transforman; un espacio de castigo que cumple la doble función de confinar al aislamiento y al castigo a los que están adentro y amenazar a los que están afuera.

Este sistema que nuestra cultura ha designado como la forma adecuada de administrar justicia, está lleno de contradicciones. Como explica el sociólogo y filósofo argentino Emilio Ípola, en un lugar donde los signos están prohibidos o rigurosamente controlados, todo es signo y mensaje, cada palabra, cada pequeño gesto, es inevitable y enfáticamente significante.1 En este sentido, Memoria canera es un ejercicio de escritura de lo indecible, los signos ocultos que a veces gritan para ser escuchados aunque nadie escuche.

Caligrafía mural del artista mexicano Said Dokins en Prision de alta seguridad
Memoria Canera. Said Dokins. Patio central de penitenciaría. Foto: Caja de inicio

Espacios de memoria

Said comenzó el proceso de creación estableciendo conversaciones con las personas privadas de su libertad. De esos encuentros, Dokins recogió frases, vivencias, palabras de uso frecuente en la vida cotidiana de la prisión, pero también poemas, largos escritos, cuentos, sentimientos… Cada signo tenía una historia detrás, a veces dramática y amarga, otras, irónica, incluso divertida, pero siempre desvelando la brutalidad de la vida en confinamiento.

El artista Said Dokins colabora con los presos de la prisión de alta seguridad en Morelia para hacwer una obra de caligrafía monumental
Participantes del mural Menoria Canera CE.RE.SO. Morelia

"Memoria Canera’ es una reflexión sobre la identidad, la memoria y la vida que se vive en la cárcel. La cultura subterránea que se genera desde el lenguaje, que va desde la jerga que se usa en el lugar, los apodos de los personajes, hasta las reflexiones más profundas de encierro y de libertad.

Dakota del Sur

El mural está elaborado a partir de la colección de fragmentos que el artista escribió sobre el fondo, formando una textura de letras y signos, en donde los internos insuflaron su propia historia. Al trazarlas sobre el muro, Dokins realizaba un acto de inscripción de la memoria que resignificaba el espacio -ese lugar de vigilancia y control diseñado para objetivar y alienar al ser humano-, colocando un pedacito de cada uno de ellos e imprimir su huella para que todos la vean, para que todos la recuerden.

Sobre este entramado caligráfico, Dokins trazó una figura geométrica que simboliza la encrucijada de la vida, esa indeleble e inesperada concatenación de experiencias que definen el presente.

Tres murales

Calligraphy Art mural by the street artist Said Dokins in Haig Impact Prision
Memoria Canera. Dijo Dokins CE.RE.SO. Morelia Michoacán. Foto: HomeBox

Memoria Canera forma parte de una serie de tres murales realizados por los destacados artistas de Street Art mexicanos Said Dokins, Six y Spike con la intención de traer a la luz la discusión sobre los Derechos Culturales, particularmente, en los Centros de Reclusión donde las prácticas artísticas y culturales pueden ser una herramienta contra la exclusión y la marginación.

1 Emilio de Ípola, La bemba – Acerca del rumor carcelario y otros ensayos. (Buenos Aires: Siglo XXI Editores, 2005.

Memoria Canera

Intervención mural en la prisión de alta seguridad en Michoacán, México.

Este mural es un ejercicio de inscripción de la memoria colectiva a través del gesto caligráfico frente a la borradura en un contexto donde la memoria es probablemente el tesoro más importante.
Fecha: 2019-20
Lugar: CE.RE.SO. De alta seguridad para delitos de alto impacto. Morelia, Michoacán
Medio: Mural colaborativo

Compartir en Facebook
Compartir en gorjeo
Compartir en tumblr
Compartir en correo electrónico

Únete a la lista de descuentos.

Reciba instantáneamente un descuento exclusivo, y sé el primero en enterarte de nuevos eventos y proyectos.

Said Dokins. Todos los derechos reservados © 2020